AYUDA A LOS AFECTADOS POR LOS SISMOS

Queridos hermanos del Redentor Ciudad de México

Primeramente queremos agradecer a todos los que han ayudado de diferentes maneras a atender a los que están en necesidad.

Algunos de ustedes llevaron comida, hablaron con personas que estaban asustadas, animaron en las labores de rescate. Hicieron llamadas a hermanos de la iglesia para saber como estaban. Otros ayudaron en hacer reparaciones en nuestro edificio de Hermosillo 25 y otros han contactado a personas o comunidades en necesidad.

Estamos conscientes de que la ayuda a personas afectadas continuará en los siguientes días cuando haya pasado el momento de le emergencia y para eso queremos estar preparados y organizados. Para esto el Consejo de la iglesia sugiere la siguiente línea de acción:

  1. Si te es posible canalizar ayuda directamente a un Centro de Acopio cerca de dónde vives o puedes ayudar directamente a alguien afectado hazlo para suplir una necesidad urgente.
  2. Si sabes de algún caso especifico de necesidad. Compártelo con nosotros para enviar ayuda directamente a la persona o comunidad en necesidad.
  3. Si quieres donar dinero a la INP El Redentor Ciudad de México, Banco: Bancomer, cuenta 0198856036 a nombre de: Presbiterio del Estado de Morelos A.R. y de aquí lo canalizaremos.
  4. Si quieres donar a la Cruz Roja, ingresa a la página de   comoayudar.mx y realiza la donación.
  5. Hemos decidido ayudar primero a miembros y simpatizantes de nuestra iglesia que estén en necesidad y a sus contactos.
  6. La página de   como ayudar.mx  puede ser de gran ayuda para identificar edificios colapsados, en mal estado, centros de acopio, quién y que requiere de ayuda, plano de la ciudad de México, etc.

Mil Gracias por ayudar a quién lo necesita, bendiciones.

Tomado del libro: La batalla de cada mujer. Shannon Ethridge

Una vez que nos conectamos a la fuente suprema de poder y descubrimos el verdadero poder del dominio propio recuperamos la autoridad que una vez Eva le entregó a Satanás (1 Jn 4:4). E Espíritu Santo es más poderoso que el que está en el mundo (Satanás).
¿Qué hacemos en realidad para recuperar esta autoridad? Debemos entender quiénes somos en verdad gracias a la muerte de Cristo a fin de liberarnos de la ley del pecado y de la muerte.
La manera en que nos vemos afecta nuestra vida y las decisiones que tomamos. Si nos vemos débiles, tentados fuera de todo control o necesitados, así nos comportaremos. Y, si esto es lo que creemos y así nos comportamos, la muerte de Cristo en la cruz fué en vano. Él murió para que su Espíritu Santo llenara nuestro vacío, sanara nuestro corazón y satisfaciera todas nuestras necesidades.

Tomado del libro: ESCOGIDOS POR DIOS. R.C. Sprou

Predestinación significa que nuestro destino final, el cielo o el infierno, está decidido por Dios no sólo antes de llegar allí, sino antes de que nazcamos. Desde toda la eternidad, Dios decidió salvar a algunos miembros de la raza humana y dejar que el resto pereciera. Dios escogió a algunos para ser salvados y gozar de eterna bienaventuranza en el cielo y escogió pasar por alto a los otros, dejándolos seguir las consecuencias de sus pecados en el tormento eterno del infierno.
l

Tomado del libro: 101 HECHOS ASOMBROSOS DE LA BIBLIA. Sandy Silverthorne.

Regalos a Jesús:
El oro era una señal de realeza.
El incienso era usado para la adoración en el templo. Era elaborado de la resina pegajosa de un árbol que crecía en Arabia.
La mirra era un perfume que aromatizaba el aceite santo de la unción (Juan 19:39).

Tomado del libro: EL GRAN DIVORCIO C.S. Lewis

-¿Quiere creer en mi?
-¿En qué sentido?
-¿Quiere venir conmigo a las montañas? Al principio le dolerá, hasta que sus pies se endurezcan.
La realidad es dura para los pies de las sombras. ¿Quiere venir?
-Por supuesto, necesitaría algunas garantías. Que me va a llevar a un lugar donde encontraré una esfera más dilatada de utilidad, y una oportunidad para los talentos que Dios me ha dado, y una atmósfera para investigar en libertad, en resumen, “civilización” y “vida espiritual”.
-No-No puedo prometerle nada de eso:pues a usted no se le necesita aquí en absoluto. Ni oportunidad para sus talentos; solo misericordia por haberlos empleado mal. Ni atmósfera de investigación, pues no lo voy a llevar al país de las preguntas, sino al de las respuestas, donde verá el rostro de Dios.

Tomado del libro: MÁS QUE UN CARPINTERO. Josh McDowell

¿Son confiables los documentos bíblicos?

3 Principios básicos de la historiografía: La prueba bibliográfica, la prueba de las evidencias internas y la prueba de las evidencias externas.
La prueba bibliográfica es un examen de la transmisión textual mediante la cual los documentos antiguos llegaron.
¿Cuán confiables son las reproducciones que tenemos?, ¿cuántos manuscritos han sobrevivido?, ¿cuán coherentes son?, ¿cuál es el intervalo de tiempo entre el original y las reproducciones existentes?.

 

Tomado del libro: ENFRENTE A SUS GIGANTES. Max Lucado

La tragedia de Uza nos enseña que Dios llega según sus propios términos. Sólo los sacerdotes podían estar cerca de ella, el arca podía ser levantada solo con palos de acacia.
Lo santo se convierte en rutina. Lo sagrado en secundario. Entonces cambia las órdenes que le convienen y utiliza una carreta en lugar de palos y bueyes en lugar de sacerdotes. No vemos la obediencia ni sacrificio. Vemos conveniencia.
La imagen de Uza muerto nos envía un serio y escalofriante aviso. No se relaje ante lo sagrado. Dios se hace presente, imagínese. Pero viene en sus propios términos. Viene cuando se siguen las instrucciones con cuidado, cuando los corazones están limpios y se ha realizado la confesión.
David no bailó sobre Goliat, nunca se paseo entre los filisteos, nunca inauguró su periodo como rey con un vals o se consagró a Jerusalén en un salón de baile. Pero cuando Dios llegó a la ciudad, no pudo siquiera sentarse. ¿Cuánto hace que desenrollamos la alfombra y celebramos por eso?
¿Qué recordó David que nosotros olvidamos?
El regalo de Dios es su presencia.
Uza tenía la visión de un dios pequeño, que cabía en la caja y necesitaba ayuda con su balanceo. Por ese motivo no estaba preparado para Él. No se purificó para encontrarse con lo sagrado; no ofreció sacrificios (arrepentimiento y obediencia). Él busca reverencia, obediencia y a los corazones que están hambrientos de Dios.

A %d blogueros les gusta esto: