Tomado del libro: Salvaje de corazón. John Eldredge

¿Por qué creó Dios a Adán? ¿para qué sirve un hombre?. Si usted sabe para qué se diseñó algo, entonces sabe su propósito en la vida.
El deseo revela el diseño y el diseño revela el destino. Tomemos la aventura. A Adán y a los hombres se les dió una misión increíble: gobernar y someter, fructificar y multiplicarse. “Adán, he aquí toda la tierra. Explórala, cultívala, cuídala… este es tu reino”. Todavía ningún río se ha descubierto, ningún océano se ha atravesado y ninguna montaña se ha escalado. Es una página en blanco, que espera ser escrita.